Lechazo o Cochinillo, ¿cual es tu favorito?

Lechazo o Cochinillo

Hoy vamos a hablar y conocer un poquito más sobre el lechazo y el cochinillo.

Lechazo o cochinillo

El cordero lechal y el cochinillo asado, son dos de los platos más importantes de la cocina Castellana y que son disfrutados en toda España. Fáciles de cocinar, la clave de este plato es la buena calidad de la materia prima. Hoy en día podemos comprar online estos productos de primera calidad como el lechazo IGP Castellano o el cochininillo DO Segovia.

Déjame sugerirte Damma Carniceria como buena opción de compra online.

Foto. Meson Candido

Lechazo IGP Castellano

El lechazo o cordero lechal como se le suele denominar en la cuenca del Duero, es la cria de la oveja Churra, Ojalada o Castellana, que solo se ha alimentado de leche materna y cuyo peso oscila entre 9 y 12 Kg cuando es sacrificado con no más de 30 días. Cuando ya está preparado para su comercialización el peso ideal es de unos 8 kg.

Su carne tiene un color blanco nacarado o rosa pálido, es muy tierna, de escasa infiltración, gran jugosidad y una textura muy suave.

El lechazo es toda una institución en la provincia de Burgos, y goza de una reputación especial en Aranda de Duero, Lerma y La Bureba.

Desde el punto de vista nutricional, la carne de cordero es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y fácil digestibilidad. Aunque su grasa nos aporta mayoritariamente ácidos grasos saturados, también es buena fuente de ácidos grasos insaturados, con efectos más saludables para nuestro organismo. También es fuente de numerosas vitaminas, en concreto A, E y vitaminas del grupo B. Como minerales, cabe destacar el aporte de hierro, potasio, zinc, magnesio y fósforo

Existen numerosas formas de preparar el cordero, pero como mejor se saborea su delicada carne es asado en una cazuela de barro, troceado en cuartos y a fuego lento, para que se haga en su propia sustancia. Tampoco podemos olvidar el sabor de las chuletillas los días de campo en familia, preparadas en las parrillas con sarmientos o leña y acompañadas de una buena hogaza o torta de aceite y con un buen vino de la tierra. Espectaculares!!

Cochinillo DO Segovia

El cochinillo de Segovia, debe ser de explotaciones que se dedican exclusivamente a la cria del mismo. De raza blanca y que es alimentado únicamente de leche materna.

El peso antes del sacrificio es de 4,5 a 6,5 Kg y con una edad máxima de 3 semanas. Cuando tu lo encuentras en tu carnicería el peso es de unos 3,8 a 5,8 kg. con una carne de color rosado, blanco nacarado o rojo pálido, de textura firme, que no presentara ablandamientos, aunque no llegará a ser dura.

La vida útil del cochinillo de Segovia es como máximo seis días contados a partir de la fecha del sacrificio, y no está permitido el proceso de congelación en la comercialización.

El cochinillo de Segovia, se prepara asado, en piezas enteras, con un resultado final de aspecto dorado uniforme, piel crujiente y con un aroma característico, proveniente únicamente de la propia carne, ya que solo se cocina con agua y sal como únicos ingredientes. En el proceso de asado ira eliminando su capa natural de grasa, quedando jugoso, tierno, fácilmente masticable y desde luego, muy sabroso.

Y tú con cual te quedas? Lechazo o cochinillo.

Receta lechazo de Burgos

Para preparar el lechazo siguiendo la receta tradicional de Burgos, lo primero que tenemos que hacer es dejarlo a remojo con sal al menos una hora.

Se hornea, con la piel hacia abajo, añadiendole unas tiras de cebolla, ajo picado y aceite, regándolo con el agua en el que le tuvimos a remojo.

Puedes pinchar en la foto siguiente que te llevara a la receta completa (tal y como lo prepara mi madre), que tengo publicada en el blog.

Lechazo o cochinillo
Cordero, lechazo asado de Burgos

Receta de Cochinillo asado de Segovia.

Os voy a dejar un pequeño resumen de como se prepara el cochinillo segoviano, receta que yo sigo cuando lo hago en casa y que podéis encontrar completa en el siguiente enlace.

Lechazo o cochinillo
foto ©cochinilloviajero

Lo primero es pedir a nuestro carnicero que nos prepare un cochinillo limpio, sin asadura y abierto por la mitad por la parte de dentro pero sin llegar a cortarlo entero.

El cochinillo se hornea a 180º, con medio litro de agua, salpicado de sal gorda y por la parte de las costillas primero. Le daremos la vuelta, limpiamos la piel con un trapo húmedo, pintamos con manteca de cerdo y volvemos a hornear otra hora y media.

El objetivo de la manteca es que no se queme la piel y obtener ese tono dorado y textura crujiente de la piel.

Los últimos 10 minutos se hornea a unos 200-220º.

Para servirlo, la manera tradicional es sobre una fuente de barro, entero y con la salsa en el fondo. Podemos darle un poco más de brillo a la piel pasando una cuchara con salsa por encima como si le estuvieramos pintando.

Carol

Hola, soy Carolina, nací en Burgos, y actualmente vivo en Madrid. Aquí encontrarás mis recetas de cocina y repostería. Espero que disfruteis con el contenido del blog. Un saludo.

25 comentarios en “Lechazo o Cochinillo, ¿cual es tu favorito?

  • el 9 septiembre, 2019 a las 7:05 pm
    Permalink

    cada uno tiene su encanto,, no podría quedarme con uno solo .

    Respuesta
  • el 2 septiembre, 2019 a las 6:03 pm
    Permalink

    Hola Carol,
    Soy de Segovia y una «experta» en lechazo y cochinillo. Son dos de los grandes platos de la cocina castellana, como bien dices. Me gustan mucho los dos, pero me quedo con el cochinillo porque es un poquito más ligero

    Respuesta
  • el 2 septiembre, 2019 a las 9:29 am
    Permalink

    Cochinillo cochinillo, pero sin hacerle feo a nada ehhhh jejeje

    Respuesta
  • el 2 septiembre, 2019 a las 7:47 am
    Permalink

    Me encantan los dos, pero si tengo que elegir me quedo con el lechazo
    Un saludo

    Respuesta
  • el 1 septiembre, 2019 a las 6:54 pm
    Permalink

    Mi madre es segoviana así que qué te voy a contar! jajaja
    Soy más de cordero lechal pero eso sí, de postre siempre ponche segoviano!

    Respuesta
      • el 2 septiembre, 2019 a las 12:10 am
        Permalink

        No he probado nunca ni el cochinillo Ni el lechazo, así que no sé cuál sería mi preferido. Pero los dos deben estar estupendos.

        Respuesta
        • el 3 septiembre, 2019 a las 11:08 pm
          Permalink

          Yo soy de cochinillo, además lo hago muchísimo!! Lo hago encima de la rejilla para que caiga la grasa en la bandeja y así esté más suave… Sale riquísimo

          Respuesta
          • el 3 septiembre, 2019 a las 11:13 pm
            Permalink

            Que maravilla, tiene que estar bien bueno😁

          • el 9 septiembre, 2019 a las 9:22 am
            Permalink

            Los dos, la verdad es que no podría elegir, son platos que me encantan.

  • el 1 septiembre, 2019 a las 11:58 am
    Permalink

    Yo soy de cordero!! A pesar de que también disfruto de un buen cochinillo. Qué hambre me ha entrado!! A ver si hago una escapada pronto a Burgos o a Segovia. Un abrazo!!
    Karime Farcug

    Respuesta
    • el 1 septiembre, 2019 a las 12:30 pm
      Permalink

      Es que los dos asados son geniales, difícil decisión 😄

      Respuesta
  • el 1 septiembre, 2019 a las 11:51 am
    Permalink

    No sabría por cual decidirme! Me gustan los dos! Gracias por las recetas.

    Respuesta
  • el 1 septiembre, 2019 a las 11:48 am
    Permalink

    ¡Ufff!! Qué difícil me lo pones. No sabría cuál elegir pero los dos están deliciosos. Me encanta el post. Así ya sé cuál es la diferencia. Gracias.

    Respuesta
  • el 1 septiembre, 2019 a las 11:36 am
    Permalink

    «a mí, póngame un poquito de cada», eso le digo yo al camarero. Me gustan ambos! 😁😘

    Respuesta
    • el 1 septiembre, 2019 a las 12:31 pm
      Permalink

      Ahí estamos jejeje, vamos a disfrutar de los dos

      Respuesta
      • el 1 septiembre, 2019 a las 6:00 pm
        Permalink

        Yo soy más de lechazo y más después de ir a a Valladolid en dos ocasiones y comerlo en los mejores sutio. El cochinillo me da reparo porque una vez que lo hice hace años me parecía que estaba comiendo a un bebé y apenas lo probé ¡Y todo el mundo alabando lo bien que había salido! Prefiero el lechón, mas crecidito.

        Respuesta
  • el 1 septiembre, 2019 a las 11:33 am
    Permalink

    ¿Sabes lo que pasa? No he probado el cochinillo aún así que no se pero que dan ganas de comer ambos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Carolina González.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 (proveedor de Las recetas de Carol) dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 (https://www.1and1.es/terms-gtc/terms-privacy/).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: