Repostería y buñuelos Horno San Onofre

Repostería y buñuelos de Horno San Onofre

La repostería respetuosa con la tradición de Horno San Onofre, panellets, huesos de santo y buñuelos

Se inicia el Calendario Repostero tras la recogida de la almendra en septiembre, en la que se implican, desplazándose hasta Alcoy (Alicante), Ana y Mónica Guerrero, las dos hermanas que hoy son el alma y el timón de Horno San Onofre, la mítica cadena de pastelerías madrileñas que fundaron sus padres en 1972, los que aún siguen participando en el negocio.

Reposteria y buñuelos Horno San Onofre

Desde sus inicios, Horno San Onofre ha apostado por este tipo de elaboraciones clásicas aportando un pequeño matiz diferencial que las ha convertido en un reclamo con el paso de los años.

La fiesta de todos los Santos nos recuerda que llega el invierno y los frutos secos que tienen en su corazón estos postres nos aportan la energía para combatir la falta de luz y calor de ahí fuera. El trío panellets-huesos de santo-buñuelos junto con las calabazas de chocolate con estética Halloween, son los protagonistas  en los locales de la cadena: en el primero que se abrió, Horno San Onofre (San Onofre, 3); en La Santiaguesa (Mayor,73), La Tahona (Hortaleza,9), Hernani (Hernani, 7) y en El Mercado de San Miguel, de momento cerrado y a la espera de volver pronto.

El origen de estos dulces  se remonta a las tradiciones otoñales de los celtas, que combatían los miedos con historias de meigas, al calor de las castañas asadas, y para los que “los muertos no desaparecían, incluso podían contribuir al bienestar de sus allegados a cambio de recibir presentes y alimentos”. Esos allegados, ya de vuelta de la práctica de la antropofagia, “hallaron aliados contra la muerte en la almendra, típica de Levante; el piñón típico de Castilla; o las castañas, del noroeste. Y los eligieron también como ofrendas, acompañados siempre de pan.”.

En la época del Imperio romano, se empezaron a producir sincretismos entre los rituales celtas y los del cristianismo. El panellet es pariente del mazapán. “Característico de Cataluña, Baleares y algunos rincones de Aragón, la primera variedad que apareció era empiñonado, y como panecillo, se vinculó al ritual cristiano de llevar pan a los altares y a la tradición arraigada en las Baleares de repartir pan, entre los pobres y necesitados sobre las tumbas, el día de los Difuntos”.

Reposteria y buñuelos Horno San Onofre

Los huesos de santo nacerían después, como “una variación del panellet. Se dio por primera vez en Aragón, en una época en la que el catolicismo intentaba destacar lo incorrupto”. En cuanto a ese estallido de sabor que son los buñuelos, aterrizaron en nuestras mesas  a través de los árabes. “Inicialmente, los buñuelos tenían una base frita y bañada en miel, baño que nosotros hemos abandonado, para, sin embargo, rellenarlos: los rellenos más tradicionales y que aún conservamos en San Onofre son los de tubérculos -batata, calabaza, cabello de ángel-. Ya en torno al siglo XVIII, vendrían las yemas y los sabores procedentes del Norte, las natas, y a partir de ellas, la crema y chocolate. Después han llegado la avellana, la frambuesa…”.

Reposteria y buñuelos Horno San Onofre

EL Chocolate como emblema de San Onofre

El chocolate es uno de los baluartes de San Onofre, y en estas fechas, se transforma al más puro estilo dark en calabaza, que evoca la cara de un tal Jack O’Lantern que, según la leyenda, se quedó atascado en el Purgatorio. Aquí se hace  un guiño al Halloween más del disfraz, vinculando a las nuevas generaciones con calabazas de chocolate blanco pintadas con colorante alimentario, además de con chocolatinas de brujas, fantasmas…. en una reivindicación de lo auténtico y un compromiso con el comercio justo.

El chocolate de la casa mantiene las tres reglas básicas que adoptaron en sus orígenes: la fórmula tradicional de manteca de cacao sin incorporar otras grasas o sucedáneos, la de no haber sido extraído en la plantación con el trabajo de ningún niño, y las de adaptarse a cada receta.

El compromiso del Horno  San Onofre en lo referente a la salud no es ninguna novedad. La utilización de materias primas naturales y mediterráneas en sus elaboraciones y un consumo responsable del azúcar son alguno de los aspectos que lo dejan patente año tras año.

Servicio a domicilio

Y otro compromiso, este con hacerle la vida más fácil al cliente, San Onofre apuesta por el take away y el servicio a domicilio ofreciéndonos las modalidades de envío exprés y recogida exprés: tras llamar a aquel de sus establecimientos que más nos interese, podremos tener nuestro pedido listo para recoger en media hora, o en casa en dos horas. Comodidades para aprovechar el sabor de las tradiciones de Todos los Santos y Halloween. 

¡Bienvenidos al dulce sabor del miedo!

Pasteleria Horno San Onofre
Web: https://pasteleriasanonofre.com/
Correo: info@pasteleriasanonofre.com
Teléfono: 915 227 216 
Reposteria y buñuelos Horno San Onofre

1 comentario en “Repostería y buñuelos de Horno San Onofre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Carolina González.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 IONOS (proveedor de Las recetas de Carol) dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 IONOS (https://www.ionos.es/terms-gtc/terms-privacy/).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: