Muffins de queso y mermelada de fresa

Hoy vamos a preparar unos deliciosos Muffins de queso rellenos de mermelada de fresa. La mermelada que he utilizado es Bonne Maman, elaborada con frutas de temporada, sin aditivos ni conservantes y que tiene una textura y un sabor realmente bueno.

Los muffins, a diferencia de las magdalenas y cupcakes que siempre son dulces, estos pueden ser salados. Lo habitual es que para hacer muffins y cupcakes se emplee mantequilla, y para las magdalenas aceite, aunque todo depende del gusto del cocinero.

Muffins de queso con mermelada de fresa

Receta de Muffins de queso rellenos de mermelada de fresa – Bonne Maman –

Ingredientes:

  • 250 g de harina de reposteria (sin levadura)
  • 1 cucharada de levadura en polvo Royal
  • 150 g de Azúcar
  • 1 yogur cremoso natural de 125 g
  • 125 ml de leche
  • 5 cucharadas de aceite de girasol o 75 g de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 60 g de queso crema tipo philadelphia
  • 20 g de azúcar glas

Mezclamos en un bol el queso y el azúcar glas.

En otro bol batimos la leche y el yogur y se lo añadimos a la mezcla anterior.

Mezclamos todo bien.

En otro bol mezclamos con la batidora de barillas, la mantequilla derretida con el azúcar.

Le vamos añadiendo los huevos, uno a uno que se vayan integrando completamente.

Tamizamos la harina en un bol más grande, añadimos la sal y la levadura.

Vertemos poco a poco la mezcla anterior sobre la harina mezclando con la batidora de barillas hasta obtener una masa cremosa y homogénea.

Vamos precalentando el horno a 200°

Mientras tanto preparamos un molde he horno para cupcakes, colocamos las cápsulas y vertemos la masa en cada uno de ellos sin llegar a llenarlos del todo.

Yo he utilizado unos moldes pequeños.

Luego le añadimos 1/4 o 1/2 cucharadita de mermelada de fresa y lo ponemos en el centro.  Con ayuda  de un utensilio puntiagudo lo hundimos un poquito y le damos unas vueltecitas. No queremos que se mezqle completamente solo que quede incorporado en el centro del muffin.

Horneamos a 200° con calor arriba y abajo, unos 15 – 20 minutos. En mi horno lo pongo sobre la rejilla y en 2 piso (abajo).

Una vez horneados, sacamos, dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando ya estén completamente fríos, espolvoreamos con azúcar glas.

Sirve y disfruta de un bocadito dulce delicioso.

Muffins de queso y mermelada de fresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: