Pastel de queso japonés

Pastel de queso japonés, la receta

La receta para preparar un Pastel de queso japonés

Hoy vamos a preparar una receta que llevábamos tiempo queriendo probar y es el pastel de queso japonés. Una tarta de queso muy suave y con una textura esponjosa y tambaleante. No es la primera vez que la hacemos, pero tengo que deciros que el primer intento que hicimos hace unos meses no fue el deseado,. Parece que subía en el horno, pero luego se bajo y no era para nada tambaleante jejeje. Así que hemos probado de nuevo con esta receta y esta vez si, ha quedado perfecta.

Nos ha gustado mucho este tipo de pasteles, así que ya tengo en pendientes otra receta que he encontrado en la red para pastel de queso japonés que tiene una pinta genial. En cuanto probemos, si el resultado en bueno no os preocupéis que la tendréis también por aquí.

Pastel de queso japonés

La variedad de tartas de queso es innumerable, y en el blog puedes ver otras opciones de tartas que nos han encantado cuando las hemos preparado, desde la típica tarta de queso fría con philadelphia a la tarta que ganó el concurso del año 2019 «Mejor tarta de queso de España» por ejemplo. La próxima que tenemos en mente y que haremos en un par de días, es la famosa tarta del restaurante la Viña, considerada entre las mejores del mundo por el The New York Times.

Ingredientes:

  • 250 g Queso crema Philadelphia
  • 50 g de mantequilla ablandada
  • 100 ml de leche entera
  • 120 g de yemas de huevo
  • 3 g de sal fina
  • 8 ml de zumo de limón
  • 70 g de harina de trigo
  • 50 g de Maizena
  • 250 g de claras de huevo a temperatura ambiente
  • 130 g de azúcar

Peso aproximado de claras y yemas:

  • Para todas las especies y según el Instituto de Estudio del Huevo, la clara del huevo representa dos tercios del total y la yema el tercio restante.
  • XL – Super grandes: de 73 gr o más.
  • L –   Grandes:   entre 63 y 73 gr.
  • M –  Medianos: entre 53 y 63 gr.
  • S –  Pequeños: menos de 53 gr.
  • La yema de un huevo de gallina pesa entre 20 y 25 gr.
  • La clara  de un huevo de gallina pesa entre 30 y 35 gr.

Preparación:

Preparamos los moldes o molde que vayamos a utilizar, que no sea desmontable porque como el pastel se va a cocer en el horno al baño María, podría entrar agua y se nos quedaría una base demasiado húmeda. En nuestro caso hemos utilizado un molde rectangular de 35 cm de largo por 12cm de ancho.

Forramos el molde con papel sulfurizado, papel de horno, la parte de abajo, haciendo una base del tamaño exacto del molde. Luego cortamos papel para forrar todo el contorno interior, de manera que el papel sobresalga del molde unos 2 o 3 cm más o menos.

Disponemos de un

Pastel de queso japonés

Lo llenamos de agua unos 2 dedos y lo introducimos en al horno a baja temperatura (a 160º) para que vaya calentando el agua, mientras nosotros preparamos la tarta.

Preparación de el pastel de queso japonés

En un bol, batimos con varillas eléctricas el queso crema, la mantequilla ablandada y la leche. Unos 5 minutos, hasta que los ingredientes se integren.

Le añadimos las yemas y mezclamos.

Agregamos una pizca de sal y un chorrito de zumo de limón, seguimos mezclando.

Le añadimos la harina tamizada y la Maizena. Mezclamos todo a velocidad media hasta que veamos que todos los ingredientes se han integrado completamente.

Pasamos el contenido a un recipiente limpio y reservamos.

En otro bol montamos las claras y cuando espumen, añadimos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo hasta que su consistencia sea firme, pero no excesivamente dura. No hay que sobre-batirlas.

A continuación, vamos a mezclar las claras montadas con la crema de queso en dos o tres veces, removiendo delicadamente con movimientos envolventes para que no se bajen en exceso.

Rellenamos el molde dejando un poco de espacio libre ya que al hornear subirá bastante.

Llega el momento de hornear el pastel de queso japonés.

Para hornear, colocamos el molde en el horno, en el interior del recipiente con agua caliente a 160º, en el piso 1, con calor abajo y aire unos 45 minutos y a falta de 1/2 hora, solo calor abajo.

Depende del horno que tengas puedes bajar la temperatura a 150 si ves que se dora la superficie rápidamente o dejas solo calor abajo cómo hemos hecho nosotros.

Apagamos el horno y dejamos el pastel dentro 10 minutos con la puerta entreabierta.

Retiramos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Si lo dejas boca abajo, se quedarán marcada la rejilla.

Cuando esté frío, meterlo en la nevera un par de horas como mínimo antes de servir.

Pastel de queso japonés

Puedes acompañar de una crema o sirope de chocolate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Carolina González.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de 1&1 IONOS (proveedor de Las recetas de Carol) dentro de la UE. Ver política de privacidad de 1&1 IONOS (https://www.ionos.es/terms-gtc/terms-privacy/).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: