Pintxos Donostiarras en Madrid

Pintxo Donostiarra en Madrid, La nueva temporada se presenta en Mom Culinary

El Mom Culinary Institute by Paco Roncero de Madrid, acogió la presentación de la nueva temporada del pintxo donostiarra. Una decena de establecimientos emblemáticos de Gipuzkoa presentaron sus propuestas culinarias con el doble objetivo de promover la renovación anual de la oferta gastronómica de sus barras de pintxos, así como consolidar Gipuzkoa como cuna de la cocina en miniatura.

Los establecimientos Donostiarras Bare Bare, Bodega Donostiarra, Ganbara, Hidalgo 56, Itxaropena, Matalauva, Sukaldean y Txepetxa; así como el Baratze Gourmet de Eibar y El Frontón de Tolosa, presentarán como primicia un pintxo nuevo.

Pintxo Donostiarra

Hostelería Guipuzcoa y el Instituto del Pintxo Donostiarra presentan la nueva temporada del Pintxo en Madrid

El evento, organizado por la Asociación de Empresarios de Hostelería de Gipuzkoa y el Instituto del Pintxo Donostiarra, cuenta con el apoyo del Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco, la Fundación HAZI, el Departamento de Promoción Económica y Turismo de la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Sociedad de Fomento de San Sebastián, y pretende reafirmar el valor de la gastronomía de la ciudad de San Sebastián y el resto del territorio.

Pintxo Donostiarra

Hay que recordar que la editorial Lonely Planet elegía, justo antes del inicio de la pandemia, “ir de pintxos” por San Sebastián como la mejor experiencia turístico-gastronómica del mundo. Además, recientemente, el diario británico “The Times” también puso en valor la gastronomía de la ciudad publicando un ranking que situaba a Donostia como el mejor destino gastronómico del mundo, por delante de destinos como Chicago, Marrakech, Bangkok o Berlín.

Para demostrar que todo este reconocimiento es merecido e ir recuperando poco a poco la normalidad en el consumo de los pintxos, establecimientos donostiarras como el Bare Bare, Bodega Donostiarra, Ganbara, Hidalgo 56, Itxaropena, Matalauva, Sukaldean y Txepetxa; así como el Baratze Gourmet de Eibar y El Frontón de Tolosa, presentaron como primicia en Madrid, un pintxo nuevo que nunca antes se ha degustado en sus establecimientos. Igualmente, los asistentes al acto, también tuvimos la oportunidad de degustar otros pintxos clásicos de cada establecimiento, recordando así las raíces e inicios de estos emblemáticos locales.

LIDERAZGO GASTRONÓMICO

Gipuzkoa y su capital Donostia son consideradas un destino líder mundial en turismo gastronómico. Se trata de una realidad incuestionable y ampliamente reconocida por el público gourmet y las publicaciones gastronómicas más prestigiosas.

El liderazgo se sostiene por la excelencia en los tres pilares de la oferta gastronómica: la cocina tradicional, representada por la excelencia de su cocina familiar, sus asadores, parrillas y sidrerías; también por su preeminencia en cocina de autor, pues en la provincia más pequeña del estado se concentran tres restaurantes con 3 estrellas Michelin y 19 estrellas Michelin en total, mientras la cocina Street food o de itinerancia culinaria callejera, representada por la cocina en miniatura y el pintxo donostiarra, alcanza el nivel más competente.

EL PINTXO

Uno de los tesoros gastronómicos de Gipuzkoa, y sobre todo de San Sebastián, son sus famosos pintxos, miniaturas culinarias que van desde la originaria rebanada de pan cubierta de una pequeña porción de comida, hasta las pequeñas creaciones de la alta cocina en miniatura. Ir de pintxos por Donostia es una forma de conocer nuestra cultura, un espectáculo que combina risas, conversación, movimiento, ajetreo y diversión.

Originariamente, el pintxo era una pequeña rebanada de pan sobre la que se colocaba una ración de comida, del tipo que fuera. Para que se sujetara, se utilizaba un palillo, de ahí el nombre “pintxo”. Sin embargo, esa imagen tradicional ha ido evolucionando y hoy el pintxo es también alta cocina hecha miniatura, sabores elaborados y concentrados en pequeñas y deliciosas dosis: desde la tradicional «Gilda» (que recibió su nombre precisamente en Donostia) con aceituna, guindilla y anchoa, hasta el brick de puerros y gambas, por ejemplo, pasando por un amplio abanico de sabores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: